Enter Slide 1 Title Here

Enter Slide 2 Title Here

Enter Slide 3 Title Here

jueves, 30 de junio de 2016


Adolf Hitler anticipó hace más de 70 años el mal de nuestros tiempos


Lo siguiente es un discurso pronunciado por Adolf Hitler en Berlín el 10 de diciembre de 1940, donde desenmascara  las “democracias” de Inglaterra y demás potencias. 

Adolf Hitler habla a los trabajadores Rheinmetall- Borsigwerke, Berlín, 10 de diciembre de 1940:

En el mundo Anglo-Francés existe la llamada democracia, como saben a esta se la define como el gobierno del pueblo por el pueblo. Esto quiere decir que el partido tiene la posibilidad de expresar sus pensamientos o deseos. Al examinar este problema más de cerca, vemos que el pueblo no tiene convicciones propias, sino estas como en todas partes les son presentadas. 

La cuestión decisiva es:

¿Quién fija la convicción del pueblo?
¿Quién guía al pueblo?
¿Quién educa al pueblo?

Realmente en estos países gobierna el capital, es decir que unos pocos cientos de hombres que poseen riquezas incalculables son más o menos independientes  y libres como consecuencia de la peculiar estructura de estos estados. Dicen que hay libertad, pero lo que esto significa por encima de todo es que quieran una economía libre, lo que entienden por una economía libre es que quieran ser libres para adquirir capital, y también para la reutilización libremente del capital.

Quieren ser libres para controlar al estado y al pueblo a través del uso y reutilización del capital, esta es en realidad  su definición de libertad. Y estos capitalistas primero se crean su propia prensa y luego hablan de libertad de prensa, cuando en realidad estos periódicos tienen un dueño que en todos los casos es el financiero. Y es el dueño y no el redactor el que dirige la política del periódico, si el redactor intenta escribir algo que no interesa al dueño este le despedirá al día siguiente.

Esta prensa es absolutamente esclava y sumisa al carácter canalla de sus propietarios. Esta prensa manipula la opinión publica y esta opinión publica se movilizara y será dividida en partidos políticos. Estos partidos no se diferencian en nada, como los que había antes de nosotros en Alemania, por su puesto ustedes saben cómo eran esos viejos partidos, eran todos lo mismo.

En Gran Bretaña suelen estar dispuestos para que las familias se dividan, un miembro es de los conservadores, otra de los liberales y un tercero del partido laborista... En realidad los tres se sientan juntos como los miembros de una familia a decidir las estrategias comunes y como aplicarlas. Otro punto es que realmente las personas elegidas forman parte de una comunidad  que opera y controlan estas  organizaciones.

Por esta razón la oposición en Inglaterra es realmente siempre la misma, porque sobre todas las cuestiones esenciales en la que la oposición tendría que hacerse sentir, todos los partidos están de acuerdo. Tienen la misma convicción y por medio de la prensa moldean la opinión pública para conseguir sus objetivos.

Entonces se debe pensar que especialmente en estos países de libertad y riquezas debería existir una vida holgada para el pueblo. Pero es todo lo contrario, es precisamente en estos países donde la angustia de la masa es mayor que en ningún otro sitio. Tal como es el caso de la rica Gran Bretaña que controla cuarenta millones de Kilómetros cuadrados. Por ejemplo en India, cien millones de trabajadores tienen que trabajar para obtener un pobre nivel de vida.

Uno podría pensar que si en Inglaterra crece, cada uno tendría que tener su parte de esa riqueza. De de ninguna manera. Las diferencias entre clases en estos países son imaginables, una increíble pobreza por un lado y una igualmente increíble riqueza en el otro. No han resuelto ni un solo problema. Los obreros de ese país que posee más de una sexta parte del globo y los recursos naturales del mundo resulta que su gente habita en la miseria y las masas están pobremente vestidos, en un país que debería tener pan y toda clase de frutas en cantidades más que suficientes y nos encontramos con que las clases bajas no tienen ni siquiera lo suficiente para llenar sus estómagos.

Una nación que podría dar trabajo a todo el mundo debe reconocer de hecho que no puede suprimir el desempleo en el país. Durante décadas esta rica Gran Bretaña ha tenido dos millones y medio de parados, la rica Estados Unidos tiene millones año tras año, Francia, seis, siete u ochocientos mil. ¿Entonces compatriotas que podemos decir de nosotros?

Es evidente que en estos países en las llamadas democracias el pueblo no es de ninguna manera el foco central de atención, lo único que realmente importa es la existencia de este grupo de los creadores de democracia.

Es decir la existencia de unos pocos cientos de grandes capitalistas que son los dueños de todas las fabricas y las acciones y que en última instancia controlan al pueblo, la gran masa de la gente solo les interesa cuando hay elecciones al igual que nuestros partidos burgueses en otros tiempos, para obtener votos, por lo demás la vida de las masas les es totalmente indiferente.
A eso hay que añadir una diferencia de educación. ¿No es absurdo oír a un miembro del partido laborista Británico que por supuesto como miembro de oposición está pagando oficialmente por el gobierno, decir: “cuando la guerra acabe vamos a hacer algo en aspectos sociales?.

Como por ejemplo que sea posible viajar para el trabajador británico. Es notable que se les haya ocurrido la idea de viajar no debe ser algo solo para los millonarios, sino también para el pueblo. En este país ese problema se soluciono hace ya tiempo. En otros países como se muestra por su estructura económica manda el egoísmo de un estrato realmente pequeño bajo la máscara de las democracias.

Ese estrado no está supervisado ni controlado. Por lo tanto si un Ingles dice: “No queremos que nuestro mundo se hunda”. Tiene razón, los ingleses saben  muy bien que su imperio no se ve amenazado por nosotros, pero dicen con mucha razón: “Si las ideas que se han popularizado en Alemania no se eliminan por completo, es posible que se hagan populares en nuestro propio pueblo y ese es el peligro”.

No queremos esto. Nos harían daño si se hicieran populares allí, pero estas personas son tan estrechas de mente, como muchas de los que estaban en Alemania. A este respecto prefieren permanecer ligados a sus métodos conservadores. No desean apartarse de ellos y no ocultan ese hecho. Dicen: “Los miembros alemanes no nos conviene en absoluto”.

¿Y cuáles son esos métodos? Ustedes saben mis camaradas que no he destruido nada en Alemania. Siempre he procedido con mucho cuidado, porque como creo que ya he dicho no podemos darnos el lujo de destruir lo que hemos logrado.

- (Berlín, 10 de diciembre de 1940) 


DISCURSO EL GRAN ENGAÑO DE LA DEMOCRACIA- ADOLF HITLER

miércoles, 29 de junio de 2016

Hitler era devoto de su madre, Klara Pölzl, por lo que su muerte, ocurrida el 21 de diciembre de 1907, le afectó mucho. Tal vez esa sea la razón por la que hizo este maravilloso poema dedicado a las madres. En él, intenta concientizar a las personas, cuyas madres aún siguen vivas. El poema fue publicado en el diario alemán "Sonntag-Morgenpost", el 14 de mayo de 1933.


TU MADRE

Cuando tu madre haya ya envejecido,
cuando sus amorosos y esperanzados ojos
ya no vean la vida como alguna vez lo hicieron,
Cuando sus pies, ya cansados,
No puedan ya sostenerla mientras camina.

Entonces, entrégale tu brazo en apoyo,
Acompáñala con alegría,
Vendrá la hora en que, sollozando,
deberás acompañarla en sus últimos pasos.

Y si algo te pregunta,
entonces dale una respuesta.
Y si te pregunta de nuevo, ¡háblale!
Y si te pregunta aún otra vez, respóndele,
No impacientemente, sino con gentil calma.

Y si no puede ella entenderte con claridad,
explícale todo con gentil alegría.
Vendrá la hora, la amarga hora,

en que sus labios no preguntarán nada más.


Hitler amaba intensamente a su madre, por lo que a su muerte el muchacho recibió un duro golpe al corazón. El Doctor judío que la atendió en su padecimiento de cáncer, expresó no haber nunca visto a alguien tan unido a su madre como lo que presenció en Adolf Hitler. La versión de León Degrelle en la exposición textual: "¿Quién era Hitler" ("El joven arquitecto") refirió que: "En su cuarto, Hitler siempre tuvo una vieja fotografía de su madre. La memoria de la madre a la que amó estuvo con él hasta el mismo día de su muerte. Antes de morir, el 30 de Abril de 1945, puso la fotografía de su madre frente a él."


Otro poema compuesto por Hitler, en este caso cuando estaba luchando en la Primera Guerra Mundial: 

domingo, 26 de junio de 2016

Discurso de Adolf Hitler en respuesta a Inglaterra
8 de Noviembre de 1939


Adolf Hitler, 8 de Noviembre de 1939.

Odian a esta Alemania social. ¿Qué les hemos hecho?, nada de nada. ¿Qué les hemos robado?, nada en absoluto. ¿Les hemos amenazado?, ni una sola vez. ¿Es que no estábamos listos para llegar a un acuerdo con ellos?, si lo estábamos y así lo hicimos. ¿No limitamos nuestro armamento? Por desgracia todo esto no les interesa, lo que odian es que Alemania constituye un ejemplo peligroso para ellos. 

Esta Alemania social, es la Alemania de una legislación de trabajo social que ya odiaban antes de la guerra mundial y que todavía hoy odian. Es la Alemania del bienestar social, la Alemania de la justicia social, la Alemania que ha eliminado las diferencias de clase. ¡Esto es lo que odian!

Odian a esta Alemania que el transcurso de siete años ha trabajado para que sus camaradas nacionales tengan una vida decente. Odian a esta Alemania que ha eliminado el desempleo y que ellos a pesar de sus riquezas no han sido capaces de eliminar. Esta Alemania que concede a sus trabajadores una vivienda digna, esto es lo que odian porque tienen la sensación de que sus propios pueblos podrían “infectarse”.

Odian a esta Alemania de la legislación social, esta Alemania que celebra el primero de Mayo como el día del trabajo honesto. Odian  esta Alemania que ha asumido esta lucha para erradicar las clases sociales, es un hecho, odian a esta Alemania. Es por esto que en primer lugar odian a esta Alemania sana, la Alemania étnicamente saludable que se preocupa por sus camaradas, donde los niños se lavan y no van llenos de piojos y no permite que se den estas condiciones, ahora su propia prensa admite que los niños no están llenos de piojos. ¡Esta es la Alemania que odian!

Sus grandes hombres del dinero, sus barones judíos y no judíos internacionales, barones bancarios, que nos odian porque ven en Alemania un mal ejemplo que podría potencialmente despertar a otros pueblos, especialmente a los suyos propios. Odian a esta Alemania con su floreciente joven y sana generación, la Alemania que cuida del bienestar de esta generación. Y por supuesto odian a la Alemania fuerte, a la Alemania que marcha y que se toma a sí misma en un sacrificio voluntario. Acabamos de ver lo mucho que nos odian. Hemos elaborado un plan de cuatro años para ayudarnos a nosotros mismos.

No hemos tomado nada de nadie con este plan de cuatro años. Cuando transformamos el carbón en gasolina o en caucho o cuando vemos otras formas de sustitución. ¿Estamos tomando  algo de los demás?, nada en absoluto, al contrario deberían estar felices y decir: “No hacen nada que cargue a nuestros mercados, si hacen su propia gasolina no necesitan exportar para poder importar, mejor toda la gasolina del mundo para nosotros”.

¡No!, Combaten este plan de cuatro años y dicen: “Tienen que abandonar ese plan”. ¿Por qué? Pues porque hace de Alemania un país saludable, esa es la única razón. Se trata de una lucha contra un país libre, independiente, una Alemania viable.

(Adolf Hitler, 8 Noviembre de 1939)

Fuente: 


Una vez finalizada la Primera guerra mundial, mediante el Tratado de Versalles de 1919, las potencias vencedoras impusieron a la derrotada Alemania cláusulas punitivas para su territorio, su milicia y su economía.



El 1 de septiembre de 1939 Alemania "invade" Polonia, pero en términos correctos seria, los alemanes recuperaban territorios propiamente alemanes que fueron injustamente tomados por dicho tratado como Prusia, Posnania, Silesia.. Alemania perdió el 13% de su territorio y un décimo de su población (entre 6,5 y 7 millones de personas).
El 23 de agosto de 1939, se llevaría a cabo un acuerdo entre Alemania y la Unión Soviética conocido como pacto de no agresión o también como Pacto Ribbentrop-Molotov.
El primero de septiembre Alemania ingresa a tierras polacas, dos semanas después los rusos invaden la otra mitad de Polonia y además los países Bálticos: Estonia, Lituania, Letonia y Finlandia. Estos pidieron ayuda a los ingleses y franceses ("paladines de la libertad"), pero mucho se habló y nada hicieron.
Al finalizar la SGM los aliados le entregarían a la Unión soviética; Polonia, más de un tercio de Alemania, mas Hungría, Ucrania, Bulgaria, Checoslovaquia, etc, todo en nombre de sus democracias.
Pero se olvidaron de declarar la guerra a los soviéticos que habían invadido Polonia y se supone que los ingleses respondían por los intereses polacos. Pero solo se le declaro la guerra a los Alemanes.

La respuesta de Hitler:
"Capitalismo y Bolchevismo son los dos lados de la misma moneda judía internacional".-(Adolf Hitler)


Fragmento del bloque internacional del programa "Proyecto Segunda República"  conducido por Enrique Romero y Adrián Salbuchi por +CanalTLV1, hablan sobre la Segunda Guerra Mundial y el porqué Inglaterra no le declaro la guerra a la Unión Soviética.


Adolf Hitler desmonta las mentiras Inglesas, 8 de Noviembre de 1939 - Español (DISCURSO COMPLETO). Aquí habla sobre este contenido. 


Fuente:
Libro: Testigo de la Historia por Michael Walsh
Condensado del discurso de cierre de Hitler en el congreso de Honor de Núremberg



Adolf Hitler, 7 de Marzo de 1936.

No negamos la grave preocupación que sentimos al pensar en otras naciones que se vuelven víctimas del Bolchevismo, hacia el que somos mortales antagónicos. Esta enemistad mortal de nuestra parte no está basada en una negativa obstinada a reconocer cualquier idea que pueda ser contraria a la nuestra. Sino que nuestra enemistad está basada en un sentimiento natural de repulsión hacia una doctrina diabólica que amenaza el mundo a lo largo y a nosotros.

La primera fase en la lucha del Nacional Socialismo contra el Comunismo no tendrá lugar en Rusia. El Comunismo soviético ya intentó envenenar a Alemania entre los años 1918 y 1920, y sus métodos de penetración en este país eran muy parecidos que sus esfuerzos militares actuales, moviendo la maquinaria militar bolchevique más y más cerca de nuestras fronteras.

Hemos expulsado al Bolchevismo, que los sanguinarios de Moscú tales como Lewin, Axelroth, Neumann, Bela-Kuhn, etc. intentaron introducir en Alemania. Y es porque nosotros vemos día a día, estos intentos de los gobernantes soviéticos para entrometerse en nuestros asuntos domésticos y que no ha cesado todavía, es lo que nos obliga a que consideremos el Bolchevismo más allá de nuestras fronteras como nuestro enemigo mortal.

Hemos combatido al Bolchevismo en Alemania como una Weltanschaung (Cosmovisión) que es, como un forma de filosofía que atenta envenenar y destruir a nuestro pueblo. Y el Bolchevismo continuará siendo combatido si intenta introducir sus sórdidos métodos españoles en Alemania. No es el objetivo del Bolchevismo liberar a las naciones de sus dolencias. Su objeto es exterminar todos lo que es saludable y reemplazarlo con la depravación y elementos degenerados.

Nosotros no queremos una situación aquí en Alemania, como en Rusia, en que el 98% de los puestos oficiales importantes son mantenidos en manos de judíos extranjeros. Bajo ninguna circunstancia deseamos que nuestra intelectualidad nacional sea rebajada. Comunismo sin embargo no puede negar que hoy en la Rusia 98% de todas las posiciones oficiales son sostenidos por judíos que no sólo jamás podrán ser calificados como miembros del proletariado, sino que nunca han ganado un peso honrado en sus vidas.

Hemos combatido el Bolchevismo porque sus líderes habían planeado para nosotros una carnicería al estilo ruso y español. Tal es la diferencia entre la Revolución Bolchevique y la revolución Nacional Socialista. Una transforma a países prósperos y pacíficos en un desperdicio de ruinas y devastación, mientras que el otro, reconstruye un Reich destruido y en estado de miseria a un estado sólido y próspero económicamente.

Creemos que es una tarea más grande volver a poner 5 millones de personas a trabajar que incendiar casas e iglesias y permitir que centenares de miles de obreros y campesinos y otros se asesinen unos a otros. Hemos combatido también al Bolchevismo en el terreno económico general. De tiempo en tiempo el mundo escucha hablar del hambre en Rusia. Desde 1917, es decir, desde la victoria del Bolchevismo, no hay ningún fin a esta forma de dolor. Esta misma Rusia, hambreada por más de 20 años, fue uno de los países graneros más ricos en el mundo.

Cuando es comparada con Alemania, Rusia posee 18 veces más tierra por habitante, y aún así, cuan penosa debe ser la política económica que este país debe tiene que negar a su gente una forma decente de sustento. ¿Si el Bolchevismo en Rusia, sin embargo, no tiene éxito en conseguir que nueve granjeros produzcan lo suficiente para alimentar por lo menos a un no-granjero, que habría pasado entonces en Alemania, dónde 2,5 granjeros, producen suficiente alimento para 7,5 nogranjeros?.

¿Qué habrían pasado a Alemania y a toda su estructura económica si se hubiese permitido la negligencia económica judío-bolchevique que alguna vez se arraigara aquí?.

Hemos luchado contra el Bolchevismo porque una victoria en Alemania para él había significado la inanición de quizás el 50% de nuestra población. Si Rusia es incapaz de mantener, ni siquiera a ocho personas por kilómetro cuadrado, entonces en Alemania bajo el control bolchevique, ni siquiera diez millones de habitantes habrían tenido la norma mínima necesaria para vivir. Ya que aquí en Alemania, nuestros 68 millones de habitantes ocupan la misma área que en Rusia no alimentaría más de 5 millones.

El Bolchevismo predica la revolución mundial, y usaría a los trabajadores alemanes como carne de cañón para el logro de su meta. Nosotros los Nacional Socialistas, sin embargo, no queremos que nuestro ejército obligue a otras naciones a hacer algo que ellas no quieran. Nuestro Ejército no tiene un juramento que llevará nuestra ideología Nacional Socialista a otras naciones.

Los políticos británicos en Inglaterra no han tenido la oportunidad de aprender hasta ahora lo que significa tener el Comunismo en las propias posiciones del país. Pero nosotros la tenemos. Como yo, que he luchado contra esta enseñanza Judeosoviética en Alemania y lo he expulsado, me precio que poseo más comprensión del verdadero carácter del Bolchevismo que aquellos críticos de sillón que a lo sumo han leído algo sobre este asunto. Hoy, sigo la fumigación del veneno bolchevique a lo largo del mundo tal como asiduamente seguí hace años, su sendero venenoso en Alemania, y nunca perdí una oportunidad de advertir al país.

Los detestables asesinatos masivos de nacionalistas, la quema viva de esposas de oficiales nacionalistas después de empaparlos con gasolina -- el repulsivo asesinato de hijos de padres nacionalistas en cuanto al ejemplo en España, debe servir como una advertencia para ayudar para doblegar la resistencia en otros países. Si mis oponentes internacionales me reprochan hoy, que yo me he negado a esta cooperación con Rusia, hago la siguiente declaración: No rechazo ni rechacé la cooperación con Rusia, pero si con el Bolchevismo que demanda el control mundial.

El Bolchevismo convierte los florecientes campos en siniestras desechos de ruinas; El Nacional Socialismo transforma un Reich de destrucción y miseria en un estado saludable con una vida económica floreciente. Desde que he luchado contra estas ideas judío-soviéticas en Alemania, desde que he conquistado y he expulsado este peligro, imagino que poseo una buena comprensión de su carácter que el que tienen esos hombres que sólo tienen que tratar con él en el campo de literatura.

La nación alemana no sólo ha llorado, también ha reído sinceramente a lo largo de su vida y yo no la veré descender en la oscuridad del comunismo internacional y la dictadura del odio. Tiemblo por Europa simplemente al pensar que sucedería a nuestro antiguo y sobre poblado continente si este concepto Asiático del mundo, que es destructivo de todos nuestros ideales, tuviera éxito en traernos el caos de la revolución bolchevique. 

-(Adolf Hitler, marzo, 7, 1936)


Adolf Hitler explica la invasión a la Unión Soviética subtítulos español (DISCURSO COMPLETO)


Fuente:
Libro- Testigo de la Historia por Michael Walsh 
Lo siguiente es una transcripción de una presentación por Matt Koehl a los estudiantes de una clase de Ciencias Políticas.

Buenos días.

Quiero dar las gracias por darme esta oportunidad de discutir con ustedes algunas ideas. Esta mañana me gustaría hablar de la buena sociedad. Más específicamente, me gustaría hablar de los aspectos económicos y sociales de una buena sociedad.
¿Cuáles deberían ser estos? ¿Cuáles son los signos de una sociedad así? Vamos a ver...

Queremos que el tipo de seguridad pública, donde uno no tenía que vivir en comunidades cerradas para sentirse seguros, y donde uno podía caminar por la calle de cualquier ciudad, en cualquier momento, de día o de noche sin temor a ser asaltado, o peor. Queremos una rigurosa protección del medio ambiente bajo un régimen que está más preocupado por el estado de nuestros bosques, nuestra tierra, nuestro aire y nuestras aguas de unos beneficios corporativos y la contaminación.
Estas son algunas de las cosas que nos gustarían - para todos los ciudadanos de nuestra sociedad.

Hoy en día, contamos con ninguna de estas cosas. ¿Por qué? ¿Estas expectativas de una buena sociedad suenan poco razonable, o utópico? Yo digo que no lo son - como lo prueba el hecho de que había una vez una sociedad que tenía todas estas cosas y más.
Esta sociedad fue la primera en llamar mi atención cuando tuve la oportunidad de conocer y hablar con las personas que tenían el privilegio de vivir en una sociedad así. Al hablar de su experiencia, invariablemente lo describieron como el momento más feliz y más memorable de sus vidas, y miraron hacia atrás sobre ella con la más profunda simpatía.

La sociedad de la que estoy hablando no era otro que - antes de la Segunda Guerra Mundial Alemania nacionalsocialista bajo Adolf Hitler.
Me gustaría tomar un momento para describir y resumir algunos de los logros sociales y económicos de esta sociedad notable. Pero primero, tenemos que volver atrás y tener en cuenta la condición de Alemania después de la Primera Guerra Mundial.

Hubo una hambruna masiva en Alemania. Hubo un tratado de paz vengativa, conocido como  Tratado de Versalles, esta impuso reparaciones gigantescos en el pueblo alemán y causó un gran sufrimiento. Hubo una inflación galopante, y el dinero se convirtió en inútil. La gente estaba realmente viviendo en chozas y pasaban mucha hambre. Después de eso vino la Gran Depresión, en los cuales 7 millones de alemanes fueron expulsados ​​del trabajo y la economía se derrumbó.

DESEMPLEO Y LA ECONOMÍA:

Entonces Hitler llegó al poder en 1933. Inmediatamente se dispuso a cambiar las cosas. Su primer reto fue el desempleo, así como el de restablecer la agricultura en ruinas de Alemania.
El problema se agrava por el hecho de que la economía alemana estaba en quiebra. No tenía reservas de oro. No tenía ningún crédito externo. Al mismo tiempo, estaba sufriendo bajo el peso de los pagos de reparaciones de trituración. Parecía situación imposible. Pero eso no impidió a Hitler.

"Está bien", dijo. "No tenemos oro. Pero tenemos trabajadores dispuestos a trabajar. Ellos serán nuestro oro."

“A NUESTROS OJOS, EL ORO NO ES UN FACTOR DE VALOR, SINO SOLO UN ELEMENTO DE OPRESIÓN Y DOMINACIÓN DE LOS PUEBLOS. SI NO TENEMOS ORO TENEMOS, EN CAMBIO, LA FUERZA DEL TRABAJO. Y LA FUERZA DEL TRABAJO ALEMÁN ES NUESTRO ORO. SOLO EL TRABAJO CREA NUEVO TRABAJO. NO ES EL DINERO EL QUE LO CREA".-Adolf Hitler. Discurso sobre economía pronunciado el 10 de Diciembre de 1940
A continuación, se le ocurrió una solución muy sencilla para ponerlo todo junto. Se puso en marcha un programa de obras públicas: el control de inundaciones, la reparación de edificios públicos y residencias privadas, la construcción de carreteras, puentes, canales, instalaciones portuarias, pero sobre todo la famosa autopista -primer sistema de autopistas más extensa en el mundo. De este modo, fue capaz de poner a millones de vuelta al trabajo.

¿Sabías que en 7 años de su gobierno se construyó una red de autopistas nacionales de 12.000 kilómetros que aun hoy en día se utiliza?

¿Cómo pagó por todo? El tesoro estaba en la ruina. Los banqueros extranjeros no le daría ningún crédito.
Lo que hizo fue ir simplemente alrededor de los bancos internacionales y crear su propio sistema bancario, basado en no en el estándar de oro o algún otro metal, pero superfluo en la productividad del propio trabajador alemán: Se presentó el estándar de trabajo.

Así es como funcionaba. El costo proyectado de los diversos programas de obras públicas se fijó en $ 1 mil millones de marcos. a continuación, se emitió un número exacto de facturas no inflacionarios de intercambio denominado Certificados de la Tesorería de mano de obra, contra ese costo.
Los trabajadores fueron entonces pagados; y con su nuevo poder adquisitivo, comenzaron a gastar sus ingresos en tiendas y empresas en todo el país, que a su vez permitió a éstos para crear más puestos de trabajo y contratar a más personas.
Con esto como un estímulo, la economía alemana poco a poco se fue. Al cabo de dos años, el problema central de desempleo se pasó la lengua, y el país estaba de nuevo en pie. Y todo esto con una moneda estable y sólida ninguna deuda o la inflación.
“Cuando un pueblo reduce en cinco años el número de sus obreros parados a la nada, no sólo mantiene el nivel de vida sino que lo mejora, gracias a su propia energía y trabajo...deberían callar quienes, a pesar de mayores posibilidades económicas, apenas pueden solucionar sus propios problemas de trabajo.”-Adolf Hitler
Mientras tanto, en comparación, las economías de Estados Unidos, Inglaterra y los otros países occidentales se mantuvieron estancados, con millones de personas de trabajo y de estar en el paro. No es hasta que estos países comenzaron a poner encima de sus industrias de guerra que eran capaces de resolver su problema de desempleo.
Al mismo tiempo que Hitler estaba reactivando la economía de Alemania y poniendo a millones de vuelta al trabajo, sino que también fue capaz de restablecer el comercio exterior lisiado de su país. Negó el crédito externo y se enfrentó con un boicot económico en Inglaterra y América, Hitler subió con un muy simple pero ingenioso dispositivo: el sistema de trueque, en el que el equipo y las materias primas se intercambian directamente con el exterior, eludiendo los bancos internacionales.
"Hitler ponía en práctica el patrón Trabajo, opuesto al patrón Oro. En sus relaciones comerciales internacionales preconizaba el "barter" (intercambio) y estaba dispuesto a no aceptar los préstamos bancarios extranjeros (la Banca alemana había sido embridada y puesta al servicio del Reich). Esto era fatal para la Alta Finanza Internacional, no ya por el hecho de haber perdido al importante mercado alemán, sino por el peligro que representaba el Reich, en su doble vertiente de su expansión económica y de ejemplo para otros países que desearan romper las cadenas de la Kapinter.”

"Si mantenemos nuestros precios bajos, aún perdiendo dinero, no hay ninguna razón para que no podamos quitarles sus clientes a los beligerantes. De tal modo, el sistema alemán del "barter” será destruido. Hace años que luchamos para conseguirlo. Habrá costado una guerra, pero lo habremos logrado. " (Según "The New York Times" del 14 IX 1939).
Por ejemplo, si Alemania había fabricado las mercancías que Argentina quería, y Argentina poseía granos o carne que Alemania quería, los dos países simplemente elaborarían un contrato sin tener que recurrir a un intermediario internacional. Así, este sistema de intercambio directo se produjo sin deuda o déficit comercial, algo que molestó a algunas personas.
En una palabra, lo que Hitler hizo fue romper el sistema capitalista finanzas-predominante de la deuda y la usura, la cual, como sabemos ahora, era una causa primaria de la Segunda Guerra Mundial.
“El crimen imperdonable de Alemania antes de la Segunda guerra mundial, fue su intento por liberar su economía del sistema de comercio mundial y crear su propio mecanismo de intercambio, el cual negara a la finanza internacional su oportunidad de beneficiarse"   - Winston Churchill
Al hacer una distinción moral entre el capital productivo y el capital especulativo, Hitler se dispuso en un curso de colisión con los intereses financieros internacionales, cuyo buey que había corneado y cuya existencia misma como parásitos ahora estaba amenazada por el éxito del modelo nacionalsocialista. Estaban dispuestos a hacer cualquier cosa, de hecho, arrastrar al mundo entero en la guerra para mantener su existencia parasitaria y no permitir que otros países sigan el ejemplo nacionalsocialista.
"Una de las causas fundamentales de esta guerra ha sido el esfuerzo permanente hecho por Alemania desde 1918 y agravado desde 1933 para asegurarse importantes mercados extranjeros y fortalecer así su comercio, eliminando el paro interno, al mismo tiempo que sus competidores se veían obligados, a causa de sus deudas, a adoptar el mismo camino. Era inevitable que se produjeran fricciones, dado que los productos alemanes eran más baratos y estaban mejor hechos"

"En plena guerra, en Alemania, no se habla de la necesidad de aumentar los impuestos, ni de estimular el ahorro ni de lanzar enormes empréstitos de guerra. Muy al contrario. Recientemente acaba de abolirse un importante impuesto. El dinero es tan abundante que, desde nuestro punto de vista, no tiene explicación. Hitler parece haber descubierto el secreto de trabajar sin un sistema financiero clásico y haber puesto en marcha un sistema basado en el movimiento perpetuo” ("The Times", Londres, 11 y 13 X 1940 y 15 X 1940).
Pero eso es otra historia para otro momento. No voy a entrar en ello aquí.
Esto, entonces, era el milagro económico que hizo que todos los otros programas sociales de Hitler fueran posibles, algunos de los cuales ya he tocado.

EL GRANJERO:

Mencioné la restauración de la comunidad agrícola alemán como de alta prioridad para el gobierno nacionalsocialista.
Esto fue más que una mera cuestión de economía. En el pensamiento nacionalsocialista, una nación puede prosperar sólo si tiene una población rural de sonido. La granja de la familia tradicional es considerado como de primera importancia, porque se refiere a una forma de vida cuyos valores morales y espirituales son vitales para la salud y el bienestar de la sociedad en su conjunto.
Durante los tiempos difíciles en Alemania antes de Hitler, muchos  vieron sus vidas arruinadas por la caída de precios de materias primas, pago de intereses exorbitantes, y la exclusión de los especuladores de tierras  sin escrúpulos. Una imagen puede la desesperación de estos agricultores, al ver que la pérdida de sus tierras, muchos de los cuales habían estado en la familia durante cientos de años y que, también, se ve obligado a unirse a las filas de los desempleados.
Hitler estaba decidido a poner fin a esta miseria y la injusticia. No sólo eran estas granjas restauradas a sus legítimos propietarios, pero, al mismo tiempo que se hicieron productivos y autosuficientes.


Y así, Hitler creó lo que fue llamado  Nacional y Propiedades de Alimentos, una sociedad pública que incluye no sólo el propio agricultor, pero todo el mundo relacionado con la producción, transformación y distribución de alimentos: los conserveros, los molineros, los panaderos y los intermediarios, así como el tendero local.
La finca de Alimentos garantiza al agricultor un mercado para su producto a un precio razonable, lo suficientemente alto como para cubrir sus costos de producción y prepararse para la próxima temporada de cosecha, pero lo suficientemente baja fija, por lo que el cliente siempre podía contar con un precio justo.
Mediante el ajuste de la oferta a la demanda del consumidor y permitir a la iniciativa individual y la competencia, pero excluyendo la especulación con productos, la empresa de alimentos fue capaz de crear un mercado estable, lo que asegura un suministro fiable de alimentos, en la que todos los partidos de productor y el consumidor podría depender.

EL TRABAJADOR:

En relación con el trabajador, el propio Adolf Hitler en sus días en Viena fue un obrero  común, así que comprendía  los problemas del trabajador ordinario. Se considera que el hombre sea más de una unidad económica desechable. El creía en la idea que toda  persona, era  un miembro productivo y creativo de su pueblo; que debe tener un trabajo significativo y la seguridad en el empleo; y que debe ser tratado con dignidad y respeto.
“Al hablar a ustedes de estos conocimientos, compatriotas, quisiera poner en la cabeza de todos ellos un principio fundamental: la economía es sólo un medio para llegar al fin, es decir, que el hombre no vive para la economía, sino que es la economía la que está al servicio del hombre, facilitándole la vida, haciéndosela lo más agradable y cómoda posible. Eso significa que yo juzgo la economía desde el punto de vista del provecho que proporciona y no partiendo de una teoría. Así, pues, si alguien me dijera: "Oiga, tengo una teoría económica maravillosa”, yo le respondería al instante con esta pregunta; “¿Qué provecho se le puede sacar?. Eso es lo decisivo. La teoría no me interesa en modo alguno, me interesa únicamente el provecho, pues las personas no están al servicio de la economía, sino la economía al servicio de las personas. Y cuando una teoría económica no sirve para nada, no resulta práctica; entonces no me hable de ella en modo alguno, entonces no me diga nada, que no me interesa". Esto es lo primero y principal: la economía es un medio para conseguir un fin. Y el fin es la vida del ser humano".
-Adolf Hitler (20.5.1937)
Se cree que el trabajo no debe ser un esclavo, sino más bien un esfuerzo creativo, una fuente de satisfacción y orgullo personal, y que la dignidad y el honor de cada trabajador y la mujer debe ser respetada.
"Todo trabajo es necesario, y ennoblece a quién lo realiza. Sólo una cosa es vergonzosa -- no contribuir en algo a la comunidad." (Adolf Hitler)
En consecuencia, una de las primeras cosas que hizo después de su llegada al poder fue ordenar una limpieza de las fábricas alemanas. Monótono, patios de plantas tristes y pilas de carbón fueron reemplazadas por parques, piscinas y otras instalaciones diseñadas para humanizar sus alrededores, proporcionando un ambiente luminoso, limpio, alegre, con mucho sol y aire fresco.
Una innovación introducida bajo el nacionalsocialismo como parte de sus esfuerzos en favor de las personas que trabajan fue la KdF, la llamada Fuerza a través de programa de alegría.

¿Sabía que gracias a la organización Fuerza por la Alegría se realizaban representaciones de teatro, exposiciones y conciertos en las fábricas para los obreros, y que disponían de cursos educativos?

La idea detrás de este programa fue que los que han trabajado duro y producido deben ser recompensados, no sólo con un sueldo decente, sino también con servicios especiales que hacen la vida más agradable y le permiten a uno para recargar las baterías .
Bajo este programa, los obreros ordinarios y sus familias se les dio acceso especial a las artes, la cultura, el entretenimiento popular y el deporte. Por encima de todo, se les dio la oportunidad de viajar, no sólo en torno a su propio país, sino a otros lugares también. Se podría seguir, de dos semanas, cruceros de ultramar libres, mientras que en la propia Alemania podrían tomar un largo día de fiesta por sólo 2 puntos al día, incluyendo viajes, comidas y alojamiento.

 “En el porvenir cada obrero tendrá sus vacaciones, algunos día del año, de los que dispondrá libremente. Cada uno podrá, una o dos veces en su vida, hacer un viaje por mar.” -Adolf Hitler.


EL ENTORNO:

Como alguien que cree fervientemente en las leyes de la naturaleza, Hitler introdujo las primeras medidas integrales para proteger el medio ambiente, incluyendo los denominados depuradores para eliminar las emisiones de contaminantes procedentes de instalaciones de combustión de carbón.

Los animales de laboratorio haciendo el saludo romano a Hermann Göring por su orden de prohibir la vivisección. Caricatura de Kladderadatsch, una revista satírica, septiembre de 1933. El cartel en la ventana dice “Prohibida la vivisección”.

ALOJAMIENTO:

Hitler también ordenó la vivienda asequible, especialmente para las parejas jóvenes. , casas de material aseado, con el espacio de jardín alrededor de ellos, se construyeron, que luego podrían comprar para 600-1000 Marcos  sin interés y los pagos mensuales minúsculos.
La mejor parte es que una cuarta parte de la hipoteca fue cancelada con el nacimiento de cada niño, por lo que después de su cuarto hijo un par estaría en casa gratis. Casas y apartamentos y de más  fueron renovados y mejoradas.
¿Sabías que durante el Tercer Reich se otorgaban préstamos prematrimoniales a bajo interés, y que existía una importante reducción de impuestos para los matrimonios y familias con muchos hijos?.Ahora lo sabes.

CUIDADO DE LA SALUD:

Bajo el nacionalsocialismo había cuidado de salud universal, sin costo alguno, Adolf Hitler  puso las necesidades médicas, la salud y el bienestar de sus ciudadanos como una prioridad superior
Hospitales alemanes ofrecían los mejores  cuidados y tenía los equipos más modernos, superando incluso a  los Estados Unidos. Los pacientes tenían derecho a elegir su propio médico y el hospital, e incluso el tratamiento médico completo sin importar clase social. Ellos podrían permanecer hasta un año en el hospital, con una asignación especial de dinero de bolsillo! Si aún estaban en la lista de enfermos después de eso, podían permanecer indefinidamente con los fondos de salud pública.

SEGURIDAD SOCIAL:

Lo mismo ocurrió con la jubilación. Ciudadanos alemanes no tenían que preocuparse por un sistema de Seguridad Social.

Estaba basado en el concepto de 'uno para todos y todos para uno'. Todos los trabajadores alemanes recibieron una pensión y un seguro en caso de enfermedad o invalidez. Aunque algunos de estos derechos se dan como otorgados hoy, debe recordarse que en su momento, tal protección social no era conocida fuera de Alemania.

EDUCACIÓN UNIVERSITARIA:

La educación universitaria era gratis para todos los solicitantes calificados, independientemente de las circunstancias financieras o antecedentes familiares. Lo mismo se aplica a las escuelas profesionales y técnicas. Los estudiantes no tenían que preocuparse de matrícula o reembolso de los préstamos. Esas cosas eran desconocidos en la Alemania de Hitler.

SEGURIDAD PÚBLICA:

En la Alemania Nacional Socialista nunca hubo preocupación por la seguridad pública y la delincuencia rampante, como el que tenemos hoy en día en América. Uno puede caminar por las calles de cualquier ciudad o pueblo alemán cualquier hora del día o de la noche, sin miedo a ser golpeado en la cabeza, asesinado  o abusado.

Y, por cierto, el número de policías por habitante en lo que algunos han descrito como un "estado policial" no era más que una pequeña fracción de lo que vemos hoy en Estados Unidos. 
Este es, pues, un breve panorama de una sociedad que hoy no vemos ni cerca de igualar, pero que se presenta como un modelo de lo que es un buen gobierno, una sociedad progresiva y ordenada.

En los próximos años, a medida que se enfrentan a los retos de una sociedad cada vez más enferma y disfuncional, espero sinceramente que va a hacer una pausa de vez en cuando para pensar en la forma en que una sociedad buena y decente debería funcionar, como se muestra en este ejemplo atemporal.

Gracias.

Economía empleada por  Adolf Hitler explicado por Matt Koehl


He agregado citas y referencias bibliográficas e imágenes para mayor comprensión del tema. 

Fuente:

Testigo de la Historia por Michael Walsh
La Economía de Hitler - Ediciones CEDADE
The Good Society? -  By Matt Koehl                  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Con tecnología de Blogger.
Mi foto

“Para saber quien gobierna sobre ti, simplemente encuentra a quien no estás autorizado a criticar”  

¡Busca Más información!

Lo más visto: