Enter Slide 1 Title Here

Enter Slide 2 Title Here

Enter Slide 3 Title Here

jueves, 18 de agosto de 2016

La miniserie explora cómo estamos siendo manipulados por los medios de comunicación, en donde el documental muestra pruebas veraces y documentadas sobre la temática de la creencia popular sin cuestionamiento alguno acerca de la cifra de  “seis millones de Judíos” la supuestas "cámaras de gas homicidas” y la propaganda de guerra y posguerra.  


En "Cuestionando el Holocausto", Eric Hunt, autor del documental "The Last Days of the Big Lie" (Los últimos Días de la Gran Mentira), analiza exhaustivamente las afirmaciones sobre las supuestas cámaras de gas en Bergen-Belsen, Majdanek o Dachau, así como diferentes filmaciones y fotografías utilizadas por los aliados para probar una supuesta política alemana de exterminio.

Valiéndose de planos, documentos oficiales, testimonios, testigos y grabaciones actuales, Eric Hunt no sólo desmonta la existencia de cámaras de gas en campos como Dachau o Bergen-Belsen, también demuestra que los prisioneros asesinados que aparecen en las famosas fotografías y grabaciones de Nordhausen o de los trenes de Dachau, utilizadas frecuentemente para probar la "barbarie alemana", murieron en realidad a causa de bombardeos y ametrallamientos de aviones aliados, que no dudaban en atacar trenes de prisioneros, llegando a bombardear directamente campos como el de Nordhausen. Imágenes de víctimas de tifus o disentería tomadas después de terminar la guerra son igualmente utilizadas sin ningún pudor para "demostrar" frente al gran público la existencia del supuesto holocausto o exterminio sistemático y planificado de judíos.

En esta primera parte, Eric Hunt centra su análisis en los campos de la zona occidental. En la segunda parte, que será publicada no antes de octubre - según el propio autor -, desmontará la propaganda holocáustica referente a los campos del área conquistada por la URSS, donde, según la versión oficial actual - modificada prácticamente todos los años-, tuvieron lugar los gaseamientos de prisioneros judíos (Auschwitz, Treblinka, entre otros).


Traducción por AJ: Cuestionando el "Holocausto"
Descarga por mega: Eric Hunt, autor del documental
Web oficial del documental: Questioning “The Holocaust”

Al final tú tienes la palabra. 

miércoles, 17 de agosto de 2016

La tragedia marítima más célebre de la Historia es, sin duda, el hundimiento del Titanic, pero pocos saben que otro naufragio, el del buque alemán Wilhelm Gustloff, superó en mas de cinco veces el número de fallecidos de aquel famoso transatlántico. 

El crucero de lujo Wilhelm Gustloff

El Wilhelm Gustloff había sido construido por el Tercer Reich como un crucero de vacaciones, por la organización “Kraft durch Freude” (Fuerza por la Alegría), organización que se encargaba de proporcionar vacaciones de lujo a los trabajadores alemanes, que en aquel periodo estos viajes eran desconocidos en el resto de Europa sólo la alta burguesía podía permitirse esos lujos.

La “Kraft durch Freude” se convirtió rápidamente en el principal tour operador de viajes de Europa. En 1.939 cerca de 25.000.000 alemanes ya habían participado en alguno de sus viajes: ofrecía además programas asequibles de ocio como conciertos, visitas de un día, exposiciones, etc.

Con el comienzo de la guerra el Wilhelm Gustloff fue trasformado en buque hospital y pintado enteramente de blanco con una franja verde que lo recorría de proa a popa, y cruces rojas en el casco y la cubierta.


Pero el 30 de enero de 1945 cuando a las 12:30 parte del puerto por última vez es mucho más que un barco hospital: es realmente la última esperanza para miles de civiles alemanes que huyen del avance de las tropas rusas. Así, el 31 de enero se encontraban a bordo más de 10.000 personas, en su mayoría mujeres y niños, pero también había heridos, todos ellos refugiados que huían del ejército rojo. Quizá porque se trataba de un buque que transportaba refugiados alemanes en plena Segunda Guerra Mundial, o quizá porque fue hundido por los torpedos lanzados desde un submarino soviético cuando no representaba ninguna amenaza, el hundimiento del Wilhelm Gustloff es una de la catástrofe  naval menos conocida.

Foto del Wilhelm Gustloff antes de la guerra

Con la llegada del Ejército Rojo a Prusia Oriental, a finales de la Segunda Guerra Mundial, se produjo una oleada de refugiados alemanes hacia el oeste. El motivo no era otro que escapar de las tropas soviéticas, ya que era bien sabido el trato que la población alemana podía recibir de estas. Ante el temor más de un millón de refugiados  se dirigieron a Danzig y otros puertos en el Báltico con la esperanza de ser evacuados.

Durante la gélida noche del 30 de enero de 1945, más de 60.000 de aquellos refugiados alemanes se apretujaban en el muelle del puerto báltico de Gotenhafen. En medio de una selva de empujones, golpes y gritos, luchando contra el pavor y el frío, aquella gente se afanaba desesperadamente por subir al crucero Wilhelm Gustloff , a bordo del cual podrían llegar a Dinamarca.

Recreación cinematográfica de los momentos previos al último viaje del Wilhelm Gustloff

Esa noche cuando Gustloff cruza las frías aguas del Mar Báltico los refugiados se apiñan en la cubierta y en el interior del barco. A pesar de navegar con las luces encendidas, sin escolta y con todas las señales oportunas para identificarle como un barco hospital, es torpedeado por el submarino S-13 al mando del comandante Alexander Marinesko. . Cerca de una hora más tarde el trasatlántico se hundía en las heladas aguas del Báltico. Los buques de guerra alemanes rescataron a 960 supervivientes, algunos de los cuales morirían de frío poco después. En total perecieron unas 9.000 personas, siete veces más que en el hundimiento del Titanic. Antes del fin de la guerra -4 meses después- los submarinos soviéticos hundieron 23 buques más.

Primera versión:

La primera versión aliada fue que aviones alemanes eran los que lo habían hundido, posteriormente intentaron destruir sin éxito los restos sumergidos del Gustloff para borrar las pruebas. Cuando las evidencias de la autoría se demostraron incontestables, la nueva versión oficial alegó que en la oscuridad de la noche el comandante del S-13 fue incapaz de reconocer el tipo de buque.

Pero esta versión también resulta difícil de creer, máxime si tenemos en cuenta que el mismo submarino, el S-13 bajo el mando del comandante Marinesku, diez días más tarde, el 10 de febrero de 1945 hunde el barco “SS General von Steuben”, otro barco de pasajeros de lujo reconvertido en barco hospital: en él viajaban más de 5.000 heridos y refugiados, unas 4.500 personas, fallecieron en el hundimiento.

Cabría pensar que el comandante Alexander Marinesko se dejo llevar por la adrenalina de la guerra y dio la orden sin saber que se trataba de barcos que trasportaban a civiles y heridos, pero esto es difícilmente defendible porque no se trató de dos hechos aislados: otros barcos, también civiles, fueron torpedeados y hundidos cargados de refugiados, como el “MS Goya”, el buque hospital que fue hundido el 16 de abril de 1945 por el submarino L-3 al mando del capitán Vladimir Konowalow, dejando más de 6.000 muertos.

Lo cierto es que la caza indiscriminada de civiles alemanes se había abierto también en el mar. De Alemania oriental y Polonia fueron evacuadas más de dos millones de civiles, la mayor evacuación naval de la historia, y para ello se utilizaron todo tipo de embarcaciones, desde grandes navíos como el Gustloff a pequeños veleros.

Cerca de 30.000 alemanes, la mayor parte de ellos civiles, perdieron la vida en estos hundimientos indiscriminados. Y al final de la guerra nadie fue juzgado por ello.

Descansen en paz.

Galería Fotográfica del Wilhelm Gustloff

Construcción



Botadura


Interior del Buque 



Fotos varias  





El Gustloff reposa hoy a 42 metros de profundidad, clasificado como “tumba de guerra” por las autoridades polacas.

Las fuentes son recogidas de diferentes lecturas, como Metapedia, Wikipedia, así como noticias de la época y actuales. El numero de muertes puede variar pero en todos los medios nombran perdidas superiores a los 7.000. 



viernes, 12 de agosto de 2016

Sepp Hilz

Sepp Hilz en su estudio con la modelo Annerl Meierhanser

Nació en Bad Aibling, Alta Baviera,  el 22 de octubre de 1906. De padre pintor, su formación inicial la realizó en el taller de su padre. En una época difícil y convulsa para el arte, se traslada a Múnich, a estudiar en la Academia Heymann, donde permaneció dos años, al final de los cuales, volvería a su pueblo natal, que sería la fuente de su inspiración en muchas de sus obras, y donde residiría el resto de su vida.  

Trilogía de Agricultores: La Cornucopia 1941

         El Mägde 1941                                                Los sirvientes 1941

Su momento de éxito fue entre 1938 y 1944, tiempo que gozó de una enorme popularidad y reconocimiento. En 1938 una de sus obras, titulada “Nach Feierabend”, fue adquirida por Hitler por la nada despreciable cantidad de 10.000 marcos. Más adelante adquirió también el cuadro titulado “Wetterhexe”; ese mismo año recibió el prestigioso premio Lenbach.  

Vanidad: 1940 con la modelo Annerl Meierhanser

En 1939, por recomendación del fotógrafo personal de Hitler, el Sr.Heinrich Hoffmann, Hitler entregaría a Hilz una importante suma de dinero para la construcción de un estudio, que fue diseñado por el famoso arquitecto Degano en Gmund. A partir de 1940 sus obras fueron expuestas en la exposición "Künstler en Kriegseinsatz" y en 1943, con tan sólo 36 años, recibió el título de Profesor del Reich concedido por Joseph Goebbels. Y en 1944, la ciudad de Rosenheim le concedió el premio Leibl Sperl.

Fuera de horas 1937

Después de la Segunda Guerra Mundial nunca volvió a gozar de la popularidad y reconocimiento que merecía. A pesar de todo, entre los años 1948 y 1949, que fue un período extraordinariamente difícil para todos los artistas del régimen vencido. Hilz se preguntó cómo podía ayudar a estos artistas. Fue él quien impulsó la creación del Círculo de Bellas Artes y se esforzó en la búsqueda de nuevos miembros. Gracias a Hilz, esta asociación fue capaz de conseguir trabajo para los "artistas pobres". El 20 de octubre de 1951 en Múnich, muchos amantes del arte se reunieron y trataron de organizar exposiciones de Hilz y otros artistas que también habían sido elogiados durante el periodo Nacionalsocialista incluyendo figuras como el escultor Joseph Thorak, pero no tendrían éxito, ya que las protestas no se hicieron esperar.

       Muchacha de granja                                              Novia del agricultor 1940

La obra de Hilz, como la de todos los artistas del período Nacional Socialista, fue prohibida tras la II Guerra Mundial. Muchas de sus pinturas fueron robadas, algunas destruidas, otras fueron enviadas a EE.UU. Hoy en día es casi imposible estudiarla, que se sepa, existen muy pocas. Está envuelta en el silencio. El hecho de que Hilz hubiera alcanzado tan notable éxito en los años del régimen Nacionalsocialista, fue suficiente motivo para merecer el destierro perpetuo de su arte. 

Camarera Marerl 1947 

Este gran pintor del mundo rural murió en 1967, en su pueblo natal Bad Aibling, a los 59 años de edad. Dejó tras de sí una obra admirable y los sinsabores de una condena al olvido. 

Sepp Hilz trabajando en una de sus obras, año 1951 

Si deseas conocer más de su obra:   

Sepp Hilz

miércoles, 10 de agosto de 2016

La educación del pueblo alemán por Hitler


“La figura de Hitler irrumpió en la escena como el salvador que iluminaba las conciencias de todos, y esto incluso para la mayoría de sus enemigos. Con la obra social "Fuerza por la Alegría", Hitler introdujo una nueva cultura del tiempo libre y de las vacaciones en el corazón del mundo laboral. Cada trabajador tenía acceso al disfrute de unas actividades artísticas, sociales y deportivas, mediante la aportación de unas cantidades verdaderamente irrisorias.” – (Hans Frank, Consejero Jurídico y Gobernador General de Polonia)

En tan solo cuatro años de gobierno, Hitler sorprendió al mundo, con tantas innovaciones en el terreno de la administración y legislación, qué resulta necesario desglosar los éxitos obtenidos por él. Esto es tanto más necesario por cuanto sus enemigos internacionales han seguido tergiversando la verdad sobre la Alemania Nacionalsocialista tal como en los primeros días de su gobierno.

Lo siguiente es un extracto del libro de Kurt Eckehart “Cuatro años  de Gobierno de Hitler"-"Fuerza por la Alegría".

El jefe del Frente Alemán del Trabajo, el Dr. Robert Ley, expuso últimamente:
“No hicimos obsequios y beneficios al pueblo, como acostumbraban los burgueses; tampoco les hicimos promesas humanitarias para el futuro, como lo hizo el marxismo. Nos concretamos a trabajar sin descanso movilizando las energías del pueblo; y por lo demás, hemos dejado al pueblo en libertad para arreglar sus propios asuntos.”
Esta participación de todo el pueblo alemán en los bienes de la vida se obtiene por medio de la grandiosa organización nacionalsocialista Fuerza por la Alegría, que comprende once secciones, de las cuales son las más importantes las siguientes:

1) Vacaciones, Viajes y Turismo.
2) Hermosura y Dignidad del trabajo.
3) Ejercicios Corporales y Deporte.
4) Cultura.

La mejor conocida es la sección de Vacaciones, Viajes y Turismo, que a los tres años de su existencia ya ha mandado a 11 millones de trabajadores en viajes de recreo. Más de la mitad de ellos quedaron ausentes entre siete y diez días. El 50 % de ellos eran simples trabajadores industriales.

Unas 2/3 partes tenían un salario mensual de solamente 150 marcos. El fin perseguido por esta sección es mandar anualmente a unos 14 millones de trabajadores y empleados en viajes de recreo. En el tercer año ya se había alcanzado la cifra de 6 millones de trabajadores que veraneaban y viajaban por medio de la sección de Vacaciones, Viajes y Turismo.


Pasajeros en la cubierta exterior de la KdF alemán ('Kraft durch Freude ", traducido    como
"Fuerza por la alegría') crucero Robert Ley, durante un viaje a Noruega, mayo de 1939. 

La sección dispone ya de seis grandes vapores con un total de 80.000 toneladas que en 1935 ejecutaron 107 viajes por el océano llevando 150.000 pasajeros. En 1936 su número subió a 200.000. Actualmente, están en construcción dos vapores con cabida para 1.400 pasajeros en 490 camarotes de dos y de cuatro camas cada uno. Estos buques, cuya velocidad será de 14 nudos, y cuyo desplazamiento será de 22.000 toneladas, se construirán con arreglo a las necesidades de los vapores de turismo. 




Tendrán 5.000 metros cuadrados de superficie en las cubiertas, instaladas para servir de solario y para deportes. Todos los camarotes serán exteriores. Los comedores son muy espaciosos, de modo que se podrán servir las comidas simultáneamente a todos los pasajeros. Habrá piscina y un café-restaurante en la cubierta superior, donde se podrá permanecer aún en caso de lluvia. 




Actualmente, está construyéndose en la isla de Ruegen, en el Mar Báltico, un balneario con instalaciones para alojar a 20.000 personas. El costo de este balneario, que dispondrá de terrenos de bosques y praderas con una superficie de 350 hectáreas, será de unos 100 millones de marcos. Además, se proyecta la construcción de otros cuatro balnearios de la misma clase. Fuera de estas construcciones y proyectos, se aumentó de 20.000 a 30.000 el número de camas disponibles en los balnearios populares más pequeños. Con esto se consigue que gente que nunca había salido de las calles oscuras de los grandes centros industriales, pueda visitar las regiones más bellas de su patria, los Alpes, el Rin, el mar.



Gracias a una perfecta organización es posible reducir los gastos al mínimo. Por 12, 15 ó 16 marcos, el trabajador puede veranear durante una semana, incluyendo todos los gastos de movilización, alojamiento, pensión, etc. Esto significa que el veraneo no le cuesta más que el salario que gana y que se le sigue pagando durante sus vacaciones. Muy grande es también la preocupación por el bienestar de las mujeres, especialmente de las madres alemanas. En las diferentes regiones de Alemania, en medio de los rincones más hermosos del país, existen ya 153 casas de recreo destinadas exclusivamente al veraneo de mujeres, donde pueden descansar de su abnegado trabajo para la familia. 


Para quitarles todas las preocupaciones, sus hijos se reparten entre familias vecinas o se mandan también al campo para el recreo. En 1935 había 571.000 mujeres que pudieron aprovechar tal descanso. Y como signo de la solidaridad del pueblo alemán, podemos considerar el hecho de que las estudiantes universitarias sacrifican una parte de sus vacaciones para trabajar en las fábricas, donde sustituyen a las mujeres trabajadoras, para que éstas puedan seguir recibiendo sus salarios durante su ausencia.


Gran importancia tiene también la sección de Hermosura y Dignidad del Trabajo, que se ocupa de embellecer las salas donde trabajan los obreros. Los escombros que antes se tiraron en la vecindad de las fábricas, se retiran y en vez de esos montones feos se construyen campos de deporte o pequeños jardines en los que los trabajadores pueden pasearse durante el recreo. 

Transformación del patio de una fábrica según el nuevo concepto alemán de 
Belleza y Dignidad del Trabajo.

Además se construyen piezas decentes de baños y lavatorios, grandes comedores bonitos con mucha luz, donde el trabajador puede almorzar.
La sección de Ejercicios Corporales y Deporte está organizando el deporte de las masas; sus cursos, dirigidos por maestros de primer orden, fueron frecuentados en 1934 por más de 3 millones de personas.



La sección de Cultura, está difundiendo los bienes culturales en toda la nación, de modo que estos no quedan más como privilegio de las clases pudientes. 


“Las grandes obras de arte no representan a una determinada época sino a un determinado pueblo, es porque el artista no debe elevar monumentos a su tiempo sino a su pueblo" – (Adolf Hitler) 



La sección posee un tren especial de teatro, 15 camiones de biógrafo sonoro, con lo que se lleva la cultura hasta las aldeas más lejanas. Además, dispone de grandes teatros populares en las ciudades. Miles de voluntarios están organizando conciertos y funciones de teatro. En 1934 hubo 80.000 de tales funciones que fueron visitadas por unas 25 millones de personas.

¿Y el financiamiento de todos estos viajes, funciones, etc.? Unas pocas cifras pueden servir para explicarlo, demostrando al mismo tiempo quiénes son los verdaderos amigos del pueblo trabajador, si los marxistas o los nacionalsocialistas. En el año 1920, los sindicatos de los trabajadores tenían 9,5 millones de socios. La contribución era en término medio de 3 marcos mensuales, resultando una entrada total de 324 millones de marcos.

En 1933, el número de los inscriptos en los sindicatos dirigidos por los marxistas había bajado a 5,1 millones y las entradas anuales eran de solamente 120 millones de marcos. Verdaderamente criminal era la administración misma de los sindicatos, que disponían de numerosas fábricas y grandes almacenes para proveer a los socios. En contra de las entradas de 120 millones de marcos había gastos de administración de 150 millones, de modo que había un déficit de 30 millones en el último año de la administración marxista. Varias de las grandes secciones de los sindicatos habían contratado deudas bancarias de 5 y más millones de marcos pagando intereses del 10 % anual, lo que constituye una bonita ilustración de las tendencias anti-capitalistas del marxismo.

Para evitar que los trabajadores perdieran todos sus ahorros invertidos en las empresas del marxismo, el gobierno nacionalsocialista disolvió los sindicatos obreros, haciéndolos entrar en el Frente Alemán del Trabajo. El número de socios de esta nueva entidad, en que se encuentran tanto los trabajadores y empleados como los patrones, subió a 9,4 millones a fines de 1933, y pocos meses más tarde, en marzo de 1934, alcanzó los 14 millones de personas, subiendo a 20 millones en 1936.

No obstante este aumento enorme bajo la administración nacionalsocialista, los gastos bajaron de 150 a 72 millones de marcos, y la contribución de los socios podía rebajarse a la mitad, a 1,50 marcos mensuales. Las entradas anuales de unos 300 millones de marcos se aprovechan en primera línea para aumentar los beneficios para los socios. Así, el pago de subvención a los inválidos aumentó en un 400 %. Y de estas sumas ahorradas por una administración honrada se sacan también los 30 millones de marcos que gastó la sección de Vacaciones, Viajes y Turismo y se saca el dinero necesario para las otras secciones de la grandiosa organización Fuerza por la Alegría.

Resumiendo, constatamos que la obra tan atacada y tergiversada del gobierno de Hitler consiste en la educación de todo el pueblo alemán hacia un nivel más alto de la humanidad como no se conocía en el antiguo Estado de clases.
En vista de la enorme obra realizada en tan corto tiempo, se comprenden las palabras de un diplomático extranjero acreditado en Berlín: “La verdad es que ningún gobierno del mundo dispone de caracteres tan prominentes ni de cabezas tan inteligentes como el de Alemania. En ningún país del mundo reina un orden tan perfecto como aquí. En realidad, uno forzosamente tiene que admirar la Alemania de Hitler.”

Y a la pregunta de por qué la prensa de su país estaba calumniando continuamente a Alemania, contestó el diplomático: “No quieren oír la verdad. Si los pueblos en los demás países supieran todo lo que Hitler ha hecho solamente en favor de los obreros y campesinos ningún gobierno podría mantenerse una hora más, a no ser que imitara inmediatamente los métodos de Hitler.”

Para finalizar:

Sin duda el Nacional Socialismo estaba lleno de pequeñas organizaciones cuyos nombres sorprenden a los que no conocen en profundidad la ideología del III Reich. “Fe y Belleza”, “La Belleza del Trabajo”, “La Fuerza por la Alegría”. La belleza y la alegría pueden ser consideradas con razón, fundamentos ideológicos del Nacional Socialismo. Hitler diría en el Congreso de Nuremberg de 1937:

“Lo decisivo es conducir a nuestro Pueblo hacia la grandeza, a ser posible a través del camino de la alegría y de la belleza”


"La canción del trabajo alemán resonaba con una felicidad nueva por un país en paz. ¿Cuándo volverá a repetirse? Me viene las lágrimas a los ojos cuando recuerdo a Hitler de entonces que iba de un lugar de trabajo a otro, enderezando, alentando, entusiasmando... y surgen ante mi vista repentinamente las imágenes de la Alemania actual y la situación de nuestro pueblo: en estas circunstancias el pensamiento de la muerte me resulta tan fácil, tan suave, tan liberador. Sobre este primer plano creador se nimba de luz cegadora aquel éxito fascinante, que contempló el pueblo, que contempló el mundo de tantas manera." – (Hans Frank, Gobernador General de Polonia)

Fuente: 

Kurt Eckehart “Cuatro años de Gobierno de Hitler” Capítulo IV La educación del pueblo alemán por Hitler. “Fuerza por la Alegría” pág. 45-49.


Organización alemana "Fuerza por la Alegría", (Kraft durch Freude - KdF), (Berlin 1943)


Una declaración extranjera acerca del cambio en la Alemania Nacionalsocialista

lunes, 8 de agosto de 2016

Festival de Arte de Múnich 

El Tag der deutschen Kunst (Día del arte alemán) de 1939 se celebraron los 2000 años de cultura teutona, en presencia de Adolf Hitler, Hermann Göring, Joseph Goebbels, Heinrich Himmler, Albert Speer, Robert Ley y Reinhard Heydrich.











Desfile por el día del arte alemán:

Extracto del film Farben de 1939 – Tag der deutschen Kunst in München. Una de las primeras películas filmadas a color en el mundo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Con tecnología de Blogger.
Mi foto

“Para saber quien gobierna sobre ti, simplemente encuentra a quien no estás autorizado a criticar”  

¡Busca Más información!

Lo más visto: