lunes, 9 de enero de 2017

Discurso de Adolf Hitler "Llamamiento a la nación”, 1932


Llamamiento a la nación, 15 de Julio de 1932.

No hay tal cosa como el socialismo si no tiene el poder del espíritu a su disposición, no hay tal cosa como una buena fortuna social, si no está protegido por la condición que se encuentra en el poder de una nación.

Y no hay tal cosa como una nación y por lo tanto no hay nacionalismo, si el ejército de millones de personas que trabajan con su intelecto no se une al ejército de millones de personas que trabajan con sus manos o el ejército de millones de campesinos. Siempre y cuando el nacionalismo y el socialismo marchen como ideas separadas, serán derrotadas por las fuerzas unidas de sus oponentes. El día en que ambas se unan en una sola ¡se convertirá en invencibles!.

Con siete hombres empecé esta tarea de reunificación alemana hace trece años, hoy en día más de trece millones están de pie a nuestro lado. Sin embargo no es el numero lo que cuenta ¡sino su valor interior!.

Trece millones de personas de todas las profesiones y clases, trece millones de trabajadores, campesinos, intelectuales, trece millones de católicos y protestantes, los miembros de todas las regiones y las tribus han formado una alianza inseparable. Y trece millones han reconocido que el futuro de todos radica solo en la lucha conjunta y en el éxito de todos juntos.

Hace trece años los Nacional Socialistas fuimos golpeados y ridiculizados, hoy las risas de nuestros adversarios ¡se han convertido en lagrimas!. Ha surgido una fiel comunidad que poco a poco va a superar los prejuicios de la locura de las clases sociales y la arrogancia de los rangos.

No porque sean católicos o protestantes, trabajadores o funcionarios, burgueses o asalariados, sino porque todos son alemanes. Dentro de este sentimiento de solidaridad inseparable, el respeto mutuo ha crecido y de ese respeto ha llegado la comprensión y de esta comprensión el tremendo poder que nos mueve a todos nosotros. Porque no luchamos solo por los mandatos o cargos ministeriales, sino por el alemán individual, el cual deberá unirse una vez más para compartir inseparablemente un único destino en común.

El todo poderoso que nos permitió en el pasado aumentar de siete a trece millones en trece años, además permitirá a estos trece millones volver a ser un pueblo alemán. Creemos en este pueblo, por este pueblo nos peleamos si es necesario, por este pueblo como miles de camaradas que están con nosotros, nos entregamos en cuerpo y alma.

Si la nación cumple con sus obligaciones, entonces un día restauraremos un Reich de Honor y Libertad, de Trabajo y Pan.

Adolf Hitler , apela a la nación, 15-07-1932.

Audio [Sub ESP]

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Con tecnología de Blogger.
Mi foto

“Para saber quien gobierna sobre ti, simplemente encuentra a quien no estás autorizado a criticar”  

¡Busca Más información!

Lo más visto: